Written by 23:35 Fofifit Experiences

Etapa 3 – Reto Viaje a la Alcarria

Llega la etapa del sábado tarde. El Reto se pone duro. Escribir esta crónica también lo ha sido.

Vamos a por la tercera

La tercera etapa es la más dura de las 4, por distancias y perfiles de todos sus tramos. Esta comienza en Trillo, tras el cierre de la anterior etapa, con el primer grupo de corredores en dirección La Puerta.

En este grupo parte nuestra Bea, enfilando la primera cuesta, que vista desde abajo asusta.

Mientras nosotros volvemos a los autobuses tranquilamente ya que nos falta un rato para salir.

Una vez en La Puerta, nos encontramos con uno de los puntos más ‘Instagrameable’ del reto, el Arroyo de la Solana y su Puente Románico. Muchos corredores no dudan en refrescarse en este y así relajar un poco las piernas.

Mientras, en el punto de relevo, otros corredores también aprovechan la fuente para refrescar y relajar los pies, animados por la musica de nuestro fantástico equipo de animación.

Es hora de sufrir

Nervioso por lo que se avecina, espero la llegada de mi compañera con el grupo, a los que vemos a lo lejos cruzando el puente.

Un abrazo y aprovechamos para hacer la foto de equipo, esta vez vestidos de rojo Slow But Happy.

Ahora si es mi turno, llegó mi etapa reina. Salimos alegres cruzando el pueblo hasta coger una pista forestal que comenzará poco a poco a empinarse por una cuesta en la que estaremos subiendo durante 4,6 km.

Estos primeros kilómetros se nos han atragantado un poco, por la pendiente y por el sol que nos castigaba la espalda, pero una vez llegado al punto más alto es el momento en el que empiezo a sufrir de verdad. ¡Qué mal me vienen las bajadas!

Con la sobrecarga del cuadricep derecho las bajadas son una tortura, debo reducir el ritmo lo máximo que puedo buscando controlar la molestia todo lo posible. Gracias a las vistas, pero sobre todo a los compañeros de equipo y organización este sufrimiento se hace más ameno hasta llegar al primer punto de avituallamiento en Cereceda.

La etapa esta siendo muy dura con el continuo sube y baja. Muscularmente estoy sufriendo bastante, ya que para proteger unos músculos otros están trabajando por encima de sus posibilidades, y esto poco a poco se empieza a notar.

Pese a esto, seguimos apretando dientes y continuamos corriendo hasta el segundo avituallamiento en el pueblo de Mantiel. Llevamos ya 12,2 kms en este tramo, las sensaciones no son buenas, pero apretamos un poco más los dientes y tiramos para adelante.

El último tramo de la etapa es toda una tortura para mí. He quemado todos los cartuchos ya y cada zancada duele. La parte final es una pasada para disfrutar, pero mis piernas no me dejan. Y lo peor está por llegar, la última bajada, anímicamente y fisicamente me destroza. Viendo a los compañeros abajo y esos ‘escalones’ delante … mi mente se bloquea, por un momento creo que no voy a poder bajar, se me saltan las lagrima (menos mal que llevo las gafas de sol) 🙂

Gracias al apoyo de Antonio, y muy poco a poco bajo para enfilar la entrada al pueblo, la cual la hago completamente hundido y fundido.

Nunca me había sentido tan mal corriendo, pero al llegar, ver a los compañeros, el abrazo con Pablo, el apoyo de todos, … es increíble. Gracias Angel por ‘empujarme’ en esos últimos metros. Gracias equipo por arroparme cuando más lo necesitaba.

Pablo a por la Cuesta

En la plaza hay una fuente, las piernas van para adentro mientras me bebo una Coca Cola bien fresquita. Mientras estoy hay intentando recuperar la calma, el siguiente grupo sale.

Salgo de la fuente empapado y tieso. Toca cambiarse de ropa antes de subir al bus. Unos cubos de basura sirven de vestuario.

Cuando parecía que lo peor ya había pasado, tras subir al autobús, al intentar quitarme la zapatilla derecha, ¡zas! ¡SE ME SUBE EL GEMELO! Vaya tela.

Llegamos a Pareja, punto de avituallamiento del tercer grupo. Junto a la parada, una nueva fuente, aunque en este caso es Falcato el que no duda en meter los pies en ella. Yo muy despacio continuo hasta la plaza donde el ayuntamiento nos esperan con … ¡cerveza para todos! y la animación con nuevos bailes.

Mientras esperamos a Pablo, el equipo insiste en cambiar el orden de los tramos de la cuarta etapa. Luis me cede el tercer tramo por mi segundo tramo, ya que este es más duro y no se en que condiciones estaré al día siguiente.

¡Qué suerte tengo de tener estos compañeros!

El tercer grupo llega a Pareja, acompañados por el alcalde. ¡Qué crack!

Foto de familia junto al ayuntamiento y partimos a Casasana. Al grupo les espera lo peor del tramo, mientras a nosotros nuevamente nos esperan con dulces preparados por las mujeres del pueblo.

Luis parte a Sacedón. Nosotros esperamos a Pablo

Debido al ‘retraso’ sobre lo planificado, se decide que el cuarto grupo salga algo antes de que llegue el grupo anterior.

A la llegada de estos se abre la veda para la ingesta de los dulces, los cuales desaparecen en pocos minutos de las bandejas. Después de arramplar con todo y el ‘espectáculo’ local volvemos al autobús, ya en dirección al Pabellón de Sacedón.

Nos toca descargar antes de ir a recibir a los compañeros, y vamos tan justos de tiempo que no podemos ducharnos antes de la Cena. Después de dejar nuestras cosas, volvemos al autobús para ir a ayudar a descargar a los compañeros que van al hotel y nos quedamos esperando en la llegada de nuestros compañeros.

La noche nos cae encima cuando los corredores empiezan a entrar en la plaza con la luz de sus frontales. Rápidamente vamos al restaurante, que ya hay ganas de cenar.

Cena más que animada

En esta ocasión la cena es en el Hotel Restaurante Mariblanca. Una buena cena para recuperar fuerzas, y sobre todo, aunque todos estamos cansados, un gran ambiente.

La organización nos tiene preparadas varias sorpresas amenizando la velada con distintas ‘pruebas’ y premios. También es el momento de poner en común los himnos preparados por los equipos, y pese a que nuestras voces no son de lo más corales, vencemos nuestra vergüenza y cantamos ante todos nuestro hit ALCARRIAENTERA!. 😉

Después de la cena toca volver dando un buen y agradable paseo al pabellón, acabar de montar todo y por supuesto darnos una buena ducha, antes de dormir. Esta noche cogemos la cama con más ganas, pero con la pena de saber que esto ya esta cerca de acabar.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Etiquetas: , , , Last modified: 13 de junio de 2023
Close